etiquetas

    No hay etiquetas especificadas todavía
Telas Monti - Algodones
Máquinas de coser y problemas de costura

Máquinas de coser y problemas de costura

      Hace algunas semanas os hablábamos sobre qué materiales son necesarios para empezar en el mundo de la costura. Uno de ellos, son sin duda, las máquinas de coser. Por eso, hoy queremos profundizar un poco más sobre los tipos de máquinas, aspectos que debes tener en cuenta para adquirir una... Además, hablaremos sobre algunos problemas comunes a la hora de coser. 

     

MAquinas antiguas

         

     Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar una máquina de coser, es que no se trata de una sartén, que con el uso habrá que tirar. Una máquina de coser debidamente cuidada durará durante muchísimos años, un regalo que podrá pasar de generación en generación. Como ejemplo claro tenemos las típicas y legendarias máquinas Alfa de pedal que todavía se conservan y siguen funcionando desde el siglo XX.

     Las máquinas modernas no aspiran a durar tantos años debido a sus componentes mecánicos y eléctricos. Sin embargo, si se las trata con cariño pueden llegar a durar toda una vida. Es por ello, que cuando nos compramos nuestra primera máquina, quizá lo más acertado sea realizar un desembolso en una máquina bastante completa, ya que probablemente esta nos vaya a acompañar durante muchos años de nuestra vida costurera.

      Por lo que el mejor consejo que te podemos dar, es que en ocasiones es mejor ahorrar un poquito y contenerse las ganas de empezar inmediatamente a coser, y comprar una máquina con perspectivas de futuro. No os lancéis a las más baratas del mercado, y en meses os arrepintáis de no haber gastado un poquito más.

      No es necesario que tenga tecnología punta, pero sí que sea medianamente robusta y que si es de plástico, este sea de buena calidad. Además, comprueba el tamaño de la máquina, ya que si compramos un tamaño juguete, probablemente no podamos realizar según qué trabajos.

     Casi todas las máquinas modernas comparten características comunes: un sinfín de tipos de puntada, palanca de costura inversa, prensatelas intercambiables, bombilla.... En primero que nos debemos fijar con cautela es que la máquina pueda regular el ancho y el largo de la puntada. Esto se puede comprobar mediante las ruletas selectoras, es decir, cuantas más ruletas existe una mayor opción de regular la puntada.

      Como norma general, las máquinas que no regulan el largo ni el ancho, suele tener un número de puntadas básicas, entre 10 y 12. Una máquina que regule únicamente el largo de la puntada, con dos ruletas selectoras, tendrá una mayor variedad de tipos de puntadas. Ya por último, aquellas máquinas que regulen tanto el ancho como el largo de la puntada podrán albergar hasta mas de 30 tipos de puntada diferentes. Como decíamos, esto suele ser así en prácticamente todos los tipos de máquina, ya que se fabrican de manera muy similar. Es decir, todas están cortadas por el mismo patrón.

     

Marcas

     

      En cuanto a qué marca comprar, la mejor en cuanto a calidad-precio. Sin embargo, es aconsejable comprar marcas que sean medianamente conocidas para que nos resulte sencillo encontrar recambios en caso de avería o contactar con el servicio técnico. Algunas de las marcas más conocidas por su reputación son: Alfa, Singer, Elna, Brother, Bernina o Huqsvarna.

      Sobre marcas blancas como Lidl o Aldi, por lo general suelen dar muy buen resultados. Normalmente son máquinas de segunda categoría fabricadas por marcas más conocidas, como por ejemplo Singer. Por lo que debemos fijarnos en el fabricante, porque por lo tanto el mismo será el que nos provea los recambios y nos preste servicio técnico.

      Algunas opciones que son poco recomendables debido a sus reseñas serían: la marca blanca de Carrefour, Jata o la máquina de coser de Ikea. Pero como ocurre con todos los productos, a una persona le sale malo y a otra increíblemente maravilloso. 

      Ojo, existe una excepción para comprar una máquina básica y económica: que tu labor principal no sea la de coser. Con esto queremos decir, para aquellas personas que ganchillan, hacen scrap o las labores que van a realizar son muy básicas, como aquellos que se dedican a la restauración de muebles y sólo la emplearán para realizar cojines. Para este grupo de personas, una máquina que ronde los 100 euros y que tenga unas prestaciones básicas, será más que suficiente.

      Al principio hemos hablado sobre las prestaciones de la máquina y que resulta muy importante que regulen el ancho y el largo de la puntada. En segundo lugar de importancia, será preguntar por la potencia de arrastre de la máquina. Esta debe ser superior a 70w. ¿Qué quiere decir esto? Que nuestra máquina será capaz de coser desde una seda finísima hasta un dobladillo de tela vaquera.

      Por último, existe un mito sobre que existen máquinas de coser con un mecanismo interior de plástico. Esto es totalmente mentira. Todas las máquinas de coser que no sean de juguete, tienen un mecanismo metálico. Esto es debido a que las barras y ejes que se mueven cuando accionamos el pedal lo hacen con tanta rapidez, que si fueran de plástico terminarían por derretirse. Con lo que si lees o el dependiente de la tienda donde vayas a comprar tu máquina te advierte que esta tiene un mecanismo de plástico, esa será una señal de alarma para no comprarla.

     

Problemas costura

     

      Para acabar esta entrada, queremos hablaros de algunos de los problemas más frecuentes que nos topamos cuando comenzamos nuestra andaina en el mundo de la costura. El primero por excelencia son los enredos de hilos. De hecho, no nos podemos declarar costureros o costureras si al menos no nos pasa esto una vez. Los enredos de hilos pueden darse por diversos motivos, aunque el más habitual suele ser que el hilo superior no esté bien enhebrado. 

      Es de vital importancia fijarse en cada paso del enhebrado. Pasar el hilo por cada pestañita, sin saltarnos nada. 

      Otro motivo por el que se pueden dar los enredos, es que tu máquina se esté saltando o comiendo los cabos de los hilos en las primeras puntadas. No se provocan unos líos tan grandes, pero la aguja puede llegar a enredarse y que no te permita seguir cosiendo. Para arreglar este problema, debemos dejar caer los cabos de los hilos al menos 15cm y sujetarlos al comenzar a coser. Cuando lleves unas cuantas puntadas ya puedes soltarlo y despreocuparte.

     

Ajugas costura

     

      El segundo problema que nos podemos encontrar cuando cosemos es que la máquina se nos bloquea sin motivo aparente y no nos deja coser. También puede ocurrirnos por diferentes problemas, sin embargo el más común es que la aguja no esté bien colocada y choque con la lanzadera. Para solucionar este problema debemos aflojar el tornillo que sujeta a la aguja, comprobar su posición y corregirla si es necesario. 

      Además, debemos siempre comprobar que la aguja que estemos utilizando se adecúe al tipo de tela con la que vamos a trabajar. Es decir, para una tela fija necesitamos una aguja fina, y para una tela gruesa una aguja del mismo calibre.

      

Canilla

     

      Por último, puede ocurrirnos que oigamos el motor de nuestra máquina, pero que nuestra aguja no se mueva. Esto suele ser un problema extremadamente usual y que tiene una única explicación. Si esto le ocurre a tu máquina es porque has dejado la palanca de devanado de la canilla en la posición izquierda, es decir, en la posición de devanar. Si tu máquina tiene embrague, esto ocurre porque está posicionado hacia fuera, que es la posición de devanar la canilla también. Sólo tendrás que empujar el volante hacia el cuerpo de la máquina y... ¡Problema solucionado!

     

      Hasta aquí nuestra entrada del blog de hoy. Esperamos haberte ayudado mucho y aclarado algunas dudas. Pero si todavía tienes alguna consulta o quieres hacernos alguna petición, puedes contactar con Telas Monti a través de nuestro Instagram o nuestro Facebook. Y por supuesto, si eres de Ferrol o alrededores, estás invitado o invitada a hacernos una visita a nuestra tienda en la Carretera de Castilla 165 o desde la comodidad de casa a través de nuestra tienda online: www.telasmonti.es

      También os recordamos que podéis etiquetarnos en vuestras fotos de costura, tanto de Instagram o Facebook, nos encantará verlas y compartirlas.

      ¿Sobre qué te gustaría que hagamos el próximo blog? Déjanos un comentario y lo tendremos en cuenta.

      Un abrazo costureras y costureros. Hasta el próximo blog.

Todos los comentarios

Deja un comentario