Telas Chenilla

Filtros activos

Chenilla camel

Precio 14,00 € /m
Disponibilidad: 700 En stock

Tejido de chenilla lisa color camel.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Chenilla azul

Precio 14,00 € /m
Disponibilidad: 1300 En stock

Tejido de chenilla lisa color azul.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Chenilla negra

Precio 14,00 € /m
Disponibilidad: 900 En stock

Tela de chenilla lisa en color negro. Este tejido de pelo cortado se fabrica en telar para ofrecer una textura cardada similar al velvetón. Tiene doble cara que ofrece la posibilidad de hacerla reversibles.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Chenilla gris

Precio 14,00 € /m
Disponibilidad: 400 En stock

Tela de chenilla lisa en color gris. Este tejido de pelo cortado se fabrica en telar para ofrecer una textura cardada similar al velvetón. Tiene doble cara que ofrece la posibilidad de hacerla reversibles.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Chenilla chocolate

Precio 14,00 € /m
Disponibilidad: 490 En stock

Tela de chenilla lisa en color chocolate. Este tejido de pelo cortado se fabrica en telar para ofrecer una textura cardada similar al velvetón. Tiene doble cara que ofrece la posibilidad de hacerla reversibles.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Chenilla verde

Precio 11,00 € /m
Disponibilidad: 700 En stock

Tela de chenilla lisa en color verde. Este tejido de pelo cortado se fabrica en telar para ofrecer una textura cardada similar al velvetón. Esta tela no es de doble cara por lo que no ofrece la posibilidad de hacerla reversibles.

La ficha técnica de este tejido, la encontrarás en el apartado detalles del producto.

Compra telas Chenilla online en Telas Monti

La chenilla es un tejido que puede estar compuesto de poliéster, acrílico, algodón o mezcla, aunque en sus inicios se realizaba con fibras de seda y lana. Se trata de un hilo de pelo cortado que puede tejerse en punto o en telar para ofrecer una textura cardada, de ahí su aspecto aterciopelado, de pelito, con volumen y de tacto suave. En nuestra tienda online de telas hay chenillas de diferente grosor y color, de una y doble cara. Es muy frecuente usarla para tapizar muebles y para confección de complementos de hogar (cojines, cortinas…) ya que tiene un acabado suave y con cuerpo.

También se puede utilizar para realizar prendas de vestir teniendo siempre en cuenta en todos los casos que es un tejido que no se puede planchar, ya que se aplastaría el pelo, perdiendo sus cualidades.

El hilo tipo chenilla es una invención relativamente reciente, que data del siglo XVIII y se cree que se originó en Francia. La técnica original consistía en tejer una tela denominada ” leno” y luego cortarla en tiras para hacer el hilo de chenilla. Alexander Buchanan es a quien se le atribuye la introducción de la tela de chenilla en Escocia en la década de 1830.

Ventajas de la tela chenilla:

  • Tiene un aspecto aterciopelado muy característico, y con un tacto sumamente suave.
  • Es una tela voluminosa, con cuerpo, resistente, y muy agradable de trabajar.
  • Puedes encontrarla en una gran variedad de colores, e incluso como ofrece la posibilidad de tener doble cara, las convierte en reversibles.
  • Se emplea como sustitutivo del grueso terciopelo.

Usos de la tela chenilla:

  • Textiles del hogar: desde tapicerías, confección de ropa de cama, elaboración de cojines y elementos de decoración como lámparas…
  • Puede ser empleado en prendas de vestir, siempre teniendo presente que es un tejido que no admite el planchado ya que perdería su característico tacto aterciopelado.

Cómo coser la tela de chenilla:

La chenilla puede encontrarse en diferentes tipos de composiciones, como hemos mencionado anteriormente. Por ello, la manera de coser la chenilla siempre dependerá de su composición. Sin embargo, los consejos comunes a todos los tejidos son los siguientes:

  • Aguja adecuada al grosor de la tela que se pretende emplear. En este caso se recomienda una aguja elástica.
  • Preferiblemente, usar tijeras de gran tamaño para realizar cortes precisos. 
  • La chenilla tiende a deshilacharse debido a su entramado, por lo que será necesario un ziz zag o algún tipo de remate en los bordes.

Cuidados de la tela chenilla:

Nuevamente, los cuidados de la chenilla estarán sujetos al tipo de tejido que hayamos seleccionado. Aunque en común a todos los tipos de tejidos en los que puedes encontrar la chenilla, es que no se puede planchar, ya que corre el riesgo de aplastar la superficie del pelo y arruinar el tacto aterciopelado.